Hace un par de semanas publicamos una entrevista a uno de los galardonados con uno de los premios SPERA de música religiosa, César Hidalgo. Pues bien, nuestra comunidad es prolífica en estos trabajos, ya que no sólo a él se le ha reconocido su trabajo, sino también a Antonio Mata, que obtuvo el premio al mejor disco POP/FOLK

PROA. Antonio, enhorabuena por el premio.

Muchas gracias. Suena un poco tópico, pero esa enhorabuena, mejor al verdadero Autor de las canciones. Quiero pensar que yo solo soy un instrumento más en sus Manos. Por cierto… ¿Sabías que en los últimos dos años hemos recibido premios Spera tres cursillistas de la Diócesis de Madrid? Alex de Dios como integrante del grupo “La Voz del Desierto”, Cesar Hidalgo y yo mismo. Parece que en nuestro movimiento nos tomamos en serio esto de que “Quien canta orando, ora dos veces”

PROA. ¿Cómo empezó tu afición por la música y especialmente por la música cristiana?

A la música desde muy chiquito. La afición al Señor vino después. Luego solo hubo que unir los puntos. Si lo piensas, la mayoría de las canciones que se escriben hablan del amor, y la mías no son una excepción. Cada cual canta al amor de su vida, al amor que le llena el corazón. Un buen amigo me decía que yo era una especie de cantante romántico, solo que en lugar de cantar a las mujeres, cantaba a Dios y a la Virgen.

PROA. El título del álbum es muy sugerente, “Ya no puedo callar”. ¿Qué quieres decir con él a los que lo escuchen?

Que no podemos esconder la luz. No se enciende una lámpara para esconderla debajo de celemín. Hoy más que nunca vivimos en un mundo sediento de testigos. No de personas que hablen de Dios, si no de personas que nos cuenten lo que Dios ha hecho en sus vidas. La canción que da título al álbum, que habla de esta experiencia de conversión manifestada en un grito imposible de acallar, nace de los hechos de los apóstoles, “No podemos dejar de hablar de lo que hemos visto y oído” y refleja mucho de lo experimentado en un Cursillo. La tarea de anunciar el Evangelio al mundo es urgente. No hay tiempo que perder.

PROA. ¿Qué supone para ti este premio?

Es un reconocimiento al que estoy sumamente agradecido. Para mí, sin embargo, lo más importante de estos premios es que sirven para dar visibilidad al trabajo de los músicos católicos, y a la música católica en general. Una reseña en un periódico o una pequeña mención en un programa de radio sobre estos premios benefician a todos los que nos dedicamos a este “apostolado de la emoción”.

PROA. ¿Qué has querido aportar de nuevo con este trabajo?

Creo que hay un enorme potencial para la evangelización a través de las artes, y muy especialmente a través de la música, que posiblemente sea el arte que más rápido llega al corazón para conmoverlo. He buscado referentes musicales en el pop clásico, que nos es familiar a todos, para darle la vuelta con letras que ponen al descubierto mi experiencia de fe. Lo más interesante es que esas experiencias que yo creía tan personales e íntimas, son compartidas por mucha gente, y esto hace que muchas canciones toquen el corazón de quien las escucha.

PROA. ¿Qué dificultades has encontrado para realizar este trabajo, al que supongo que has dedicado muchas horas?

El primer álbum de un artista es el más largo de producir, por que incorpora canciones que has ido componiendo durante toda tu vida. Por eso me es imposible hablar de horas sentado ante el piano. Sí puedo decir que la producción, desde que tome la decisión de grabar estos temas, ha sido un proceso largo y costoso que ha llevado casi dos años. En el camino han surgido dificultades que, gracias a Dios, se han ido solventando.

PROA. ¿Quiénes han colaborado contigo?

En primer lugar mi familia, y muy especialmente mi esposa, sin cuyo apoyo no estaríamos hablando ahora mismo. Pero también muchos músicos que me han arropado con enorme generosidad y han sido inspiración en muchos casos. Algunos, como Unai Quirós, Maite López o Dani Gómez han participado con sus voces en el álbum. Alex de Dios en la composición. No quiero olvidarme de la dirección artística de Fernando Salaverri, (por cierto, también cursillista) y la maestría en la producción musical de David Santafé y José Atero.

PROA. Seguro que muchos de nuestros lectores desean escucharlo, ¿dónde pueden encontrar este disco?

Está a la venta en librerías religiosas, distribuido por Soluziono. También se puede conseguir en soporte físico en Amazon, y está disponible en las principales plataformas digitales, como Itunes, Spotify, GooglePlay…

PROA. ¿Cómo ha sido hasta ahora su acogida?

Asombrosamente buena a pesar de no haber podido dedicar mucho tiempo a la promoción. En este asunto las redes sociales son de gran ayuda. Resulta muy gratificante recibir mensajes de personas que viven en otras partes del mundo y que te cuentan cómo tal o cual canción les ha tocado el corazón de forma especial. Sin duda lo mejor es cuando piden que les envíes las letras y los acordes, y así hacen suyas las canciones.

PROA. ¿Hay pendientes eventos próximos de promoción de tu trabajo?

El 29 de Noviembre, a las 21:00 tendrá lugar un concierto en la parroquia del Santo Cristo de la Misericordia, en Boadilla del Monte. Los beneficios se destinarán a un proyecto solidario en Venezuela de la mano de Ayuda a la Iglesia Necesitada. Será el acto de puesta de largo de mi trabajo. Desde aquí os invito a asistir. Será una oportunidad excelente de calentar corazones.

PROA. Enhorabuena de nuevo. Te seguiremos de cerca, Antonio.

Muchas gracias.