Convivencia de Adviento

¿Cómo he vivido la Convivencia de Adviento?

Ha sido un momento de parar, de detenerme y entender de nuevo que el amor primero, el más necesario, la parte mejor, es Jesucristo. Él, que siempre quiere estar presente en mi vida y que vuelve a aparecer sin ruido, sin grandes golpes, en la brisa callada y susurrante donde a Él le gusta ser encontrado y donde está esperando que le busque. “Cuento contigo” se ha vuelto a hacer realidad. “Doy gracias a Dios que me hizo capaz y se fió de mí”.

De colores

Ignacio Plá