Éste es el título del mensaje que nos propone el Santo Padre para vivir mejor esta Cuaresma. Se puede leer el texto pinchando aquí.