Dentro de dos días los jóvenes nos vamos a pasar unos días a Almería, al centro Galilea.
Tenemos todos muchas ganas de estar los jóvenes en comunidad y disfrutar de unas vacaciones todos juntos. En las que no creo que falten rollos ni tiempos de jugar a las palas.
Personalmente estoy deseando que llegue ya el lunes, ya que después de un año de trabajo esta semana me va a ayudar a parar del ritmo de Madrid y centrarme también en lo esencial, en el Señor. Porque Él nos dijo 《venid a mi todos los que estéis cansados y agobiados que yo os aliviaré》.
Espero que tanto los que nos vamos, como los que no podamos descansar en Él.
Os pedimos mucha oración para que así sea. De colores.