Área de Música

“El que canta alabanzas, no solo alaba, sino que alaba con alegría;

el que canta alabanzas, no solo canta, sino que ama a quien le canta.

En la alabanza del creyente hay predicación;

en la canción del amante, amor…”

(San Agustín)

 

La música es uno de los regalos que Dios nos concede.

Caminamos en esta preciosa parte de la Iglesia que es el movimiento de Cursillos de Cristiandad. Con nuestro carisma de evangelización, de anuncio jubiloso de lo fundamental cristiano. Saberse amado por Jesucristo, amar a Jesucristo y trasmitir la alegría de que sea así a los demás.

Cantar con júbilo ante Él y para Él es un privilegio. Tenemos presente el valor de la música en la liturgia, que sin ser fundamental ni protagonista, es una parte importante de ésta. No es simplemente un adorno. También es un bien para quien canta o toca instrumentos y es un bien para la comunidad.

El área de música tiene una vocación de servicio a esta comunidad, apoyando, orando y acompañando a la comunidad. Ayuda en el proceso de conversión de los cursillistas por ser un medio humano y sensible para orar y acoger la Buena Noticia. Ayuda en la oración y acogida de nuevos cursillistas en muchas celebraciones y en el propio Cursillo. Son muchos los testimonios que señalan que la música cristiana ayudó a abrir el corazón para acoger la Palabra de Dios. Y así, directa e indirectamente, es parte de la labor de evangelización.

De forma concreta, desde el Área de Música se propone y contacta con personas de la comunidad que están abiertas a participar en las celebraciones y actos del Movimiento, especialmente para los actos señalados, como pueden ser Ultreya diocesana, convivencias de Escuelas, Adviento, Pascua o Vigilia de Pentecostés. También, cuando es necesario, se da cobertura en Eucaristías de Escuela. Una vez al año, además, celebramos una convivencia donde compartimos la alegría de alabar al Señor a través de la música.

El Área de Música está además abierta a ayudar a lanzar coros en ultreyas para participar en las Eucaristías, y si hay personas aprendiendo instrumentos y necesitan un impulso y acompañamiento para ser autónomos.

Finalmente, mantenemos los medios técnicos, amplificadores, micrófonos y altavoces, que se ponen a disposición de los actos de Cursillos.

La coordinación se realiza desde un pequeño grupo de personas que componen la comisión del Área de Música. Pertenecemos a varias ultreyas y estamos a vuestra disposición para cualquier cosa que queráis comentarnos, pedirnos (lo que podamos hacer) o simplemente hablar de música cristiana. La comisión la integramos Pedro Rubiato, Álex de Dios, Egido Sesmero, Ignacio Platas, Iñaki Sánchez, Sonia Visedo, Inmaculada Serrano y Rodrigo García.

Aprovecho esta oportunidad para animar a todos los que os guste la música, os sintáis atraídos por esta labor y queráis vivir esta forma de servicio a la comunidad para que contactéis con nosotros. No hace falta experiencia ni referencias.

Que sea para Gloria de Dios.

¡De Colores!

Rodrigo García

Deja un comentario

X