<<¡Qué poco te queda!>>. Crónica de una ordenación anunciada.

Hola a todos,

Soy José Ramón y de momento diácono de la Iglesia católica. Digo de momento porque mañana seré ordenado sacerdote en la catedral de la Almudena por manos de mi obispo Antonio María.

Estos días escucho mucho a la gente decirme: <<¡Qué poco te queda!>>. Y es cierto que queda poco, tan solo un día en este preciso momento… pero disfruto pensando que es el comienzo de una larga historia de amor que comenzó incluso antes de mi concepción.

Doy muchas gracias a Dios por haberme elegido para este ministerio. Me siento muy necesitado de su gracia para poder llevar adelante lo que me pide. Pero confío en que, Aquel que no se deja ganar en generosidad, me colmará de sus bienes como lo ha hecho hasta ahora.

Doy gracias a Dios por vuestra compañía y oración. Pido por los cursillos que se están celebrando en este momento. Y en el momento de las letanías, cuando esté postrado en el suelo, pediré también el auxilio de los santos de cielo para vosotros.

<<Dios que comenzó en ti una obra buena, él mismo la lleve a término>>.

Gracias.

Deja un comentario

X